Diario Sur
img
Fecha: abril 2, 2017
El armario de Mónica Lara
Almudena Nogués Ortiz 02-04-2017 | 9:24 | 0

«La moda para mi es un arte». Así de rotunda se expresa Mónica Lara nada más empezar la entrevista. «Crear una colección y sorprender con la puesta en escena de un desfile es puro arte, igual que en el ámbito doméstico y a otra escala lo es componer un buen look», añade esta asistente de imagen de 38 años, vinculada a la industria textil desde que empezó a trabajar en el sector a los 17 años. Durante dos décadas esta malagueña recorrió España de punta a punta abriendo tiendas de la firma Adolfo Domínguez, encargada del visual, la decoración y el escaparatismo. Hasta que el embarazo le obligó a pisar el freno y dar un giro a su vida.
Fue entonces, con la llegada de sus mellizos -que ahora tienen 5 años- cuando decidió hacer realidad el sueño de tener su propia tienda on line con diseños propios. Así nació Momo Shop -proyecto que comparte con su amiga Montse Lechuga. Tras él, propuestas funcionales y femeninas, con detalles especiales, fiel reflejo del armario de Lara, quien se declara adicta a los vaqueros, al color negro – «por el que tengo obsesión»- a las cazadoras de cuero y a las botas, «siempre bromeo con que en otra vida he tenido que ser motera porque me vuelve loca una biker, tengo muchas», sostiene. Desde que es mamá de dos -explica- las zapatillas deportivas se han vuelto pieza clave en sus estilismos de día. En su caso, le gusta llevarlas con leggins o vaqueros entubados y un jersey oversize de cashmere, «un look todoterreno con el que se aguanta toda la jornada».
Poco amiga de los estampados -salvo rayas o lunares en alguna prenda-al caer el sol esta estilista (metida ahora también a fotógrafa o a organizadora de eventos) aparca la discreción que le acompaña durante el día y se atreve con ‘outfits’ «más cañeros» y escotes más pronunciados. Para la noche, es fan del ‘brilli brilli’ y de los acabados metalizados, que combina entonces con taconazos y bolsos joya tipo clutch. ¿Su receta para acertar en un evento? Un mono, o una falda larga vaporosa -«para mi imprescindibles sobre todo en verano»- con una blusa romántica.
En materia de complementos, no sale de casa sin unas gafas de sol ni un buen reloj. ¿La guinda a sus looks? Un anillo XL, un ‘shopping bag’ o una cadena minimal.

Ver Post >