img
Fecha: abril 22, 2017
¡Fuera supersticiones!
Almudena Nogués Ortiz 22-04-2017 | 10:03 | 1

En el teatro, sobre el escenario, lo miran de reojo. Y hay quien se pone hasta nervioso si alguien del público lo lleva. El amarillo es un tono vetado sobre las tablas y de ahí, por extensión, para muchos es considerado el color de la mala suerte. Al parecer, la muerte en escena del dramaturgo Jean-Baptiste Poquelin (Molière) fue el detonante de esta superstición. En febrero de 1673 el francés estrenó ‘El enfermo imaginario’ vestido de amarillo y en plena representación se sintió indispuesto. Pocas horas después murió en su casa. Desde entonces, se considera un color gafe.
Esta temporada, sin embargo, la moda se ha dispuesto romper con esta superstición elevando al amarilo al podio de los imprescindibles. Se lleva en todas sus modalidades. Desde su versión más ácida hasta la más delicada y sutil. No obstante, si hay una que arrasa entre las fashionistas es la denominada ‘primrose yellow’, considerada por el instituto Pantone como el color clave de esta primavera. Un tono alegre y potente que desprende vitalidad y energía positiva con el que refrescar nuestros looks y lograr que acaparen miradas.
En México hay un dicho que reza que ‘la que de amarillo se viste, en su belleza confía’ dado que es un un color atrevido que nunca pasa desapercibido. ¿No sabes cómo lucirlo? Cuatro mlagueñas te dan sus claves.

Ver Post >