img
¡Fuera supersticiones!
img
Almudena Nogués Ortiz | 22-04-2017 | 08:03

En el teatro, sobre el escenario, lo miran de reojo. Y hay quien se pone hasta nervioso si alguien del público lo lleva. El amarillo es un tono vetado sobre las tablas y de ahí, por extensión, para muchos es considerado el color de la mala suerte. Al parecer, la muerte en escena del dramaturgo Jean-Baptiste Poquelin (Molière) fue el detonante de esta superstición. En febrero de 1673 el francés estrenó ‘El enfermo imaginario’ vestido de amarillo y en plena representación se sintió indispuesto. Pocas horas después murió en su casa. Desde entonces, se considera un color gafe.
Esta temporada, sin embargo, la moda se ha dispuesto romper con esta superstición elevando al amarilo al podio de los imprescindibles. Se lleva en todas sus modalidades. Desde su versión más ácida hasta la más delicada y sutil. No obstante, si hay una que arrasa entre las fashionistas es la denominada ‘primrose yellow’, considerada por el instituto Pantone como el color clave de esta primavera. Un tono alegre y potente que desprende vitalidad y energía positiva con el que refrescar nuestros looks y lograr que acaparen miradas.
En México hay un dicho que reza que ‘la que de amarillo se viste, en su belleza confía’ dado que es un un color atrevido que nunca pasa desapercibido. ¿No sabes cómo lucirlo? Cuatro mlagueñas te dan sus claves.

Un ‘outfit’ multicolor solo para atrevidas
Primavera es sinónimo de color. De tonos vibrantes. De luz, de alegría. Y todo ello es precisamente lo que desprende el look de Cintia Ortiz. Esta dependienta malagueña de 33 años se atreve con un estilismo rompedor y de plena tendencia cuyo principal eje es una llamativa falda midi en amarillo limón rematada con una original capa asimétrica. Nos gusta cómo la combina, con camiseta en blanco y negro con estampado tropical. En su caso opta por anudar el bajo para acortarla y que quede justo a la cintura, un buen truco para realzar la falda y no restarle protagonismo. Cintia, mamá de una niña de dos años (Lola), completa el ‘outfit con una arriesgada mezcla cromática con la que no pasa desapercibida: unas sandalias metalizadas en verde esmeralda que lleva con calcetines de rejilla en rosa flúor, «que están de última esta temporada y me encantan», destaca. «El amarillo es un color que me gusta muchísimo desde siempre y ahora que está tan de moda pienso aprovecharme», bromea. Un bolso negro de aires retro pone la guinda.

Total look: Zara nueva temporada

La versión pastel, para las románticas
El amarillo arrasa en todas sus versiones. Se lleva tanto en su extremo más ácido y chillón como en su formato más delicado y dulce: el pastel. Gabriela Merino, una joven malagueña de 26 años graduada en Turismo, opta por este último tono para teñir una sudadera con mensaje. Completa su propuesta ‘comfy’ -donde la comodidad es la base- con pantalones rotos blancos y deportivas con punteras plata.

Sudadera: Bershka.

Pantalones rotos: Antiguos, de su fondo de armario.

Deportivas: Bimba y Lola.

Un look con estrella y sabor a mostaza
Elisa Ortega, una joven licenciada en Filología Inglesa de 24 años, elige el color de moda en su variedad mostaza. En su caso incorpora una pincelada en su biker (la archifamosa de Zara que se convirtió en una auténtica plaga entre fashionistas la pasada primavera). Se trata de una buena opción para iniciarse con el amarillo sin correr muchos riesgos. Nos gusta cómo mezcla la cazadora, con jersey de estrellas doradas y pantalones vaqueros con los
bajos deshilachados-otro de los imprescindibles de esta primavera. remata su propuesta con unos salones bicolor de tacón ancho y gafas XL.

Biker: Zara.

Jersey de estrellas: Romwe.

Vaqueros: Bershka.

Zapatos: Zara.

Gafas de sol: Vogue.

En zapatos: un guiño discreto y estiloso
El vichy es el estampado por excelencia de esta estación. Por él apuesta Jennifer Urbano, una joven de Nerja apasionada de la moda. Para una jornada de trabajo esta malagueña -ligada a la hostelería y mamá de una niña de un año- prioriza la funcionalidad sin renunciar a un toque sofisticado. Así, elige culotte de cuadros en blanco y negro que combina con acierto con una blusa de mangas globo con una original lazada frontal. El guiño al color de esta primavera se lo reserva al calzado, logrando romper así la sobriedad del look bicolor y aportándole un plus de estilo, discreto a la par que elegante. ¡Y fuera supersticiones!

Blusa: Shein Official.

Pantalones: Primark.

Zapatos H&M.

Bolso: Parfois.