img
SOLO UNA PALABRA
img
Francisco Griñán | 04-04-2006 | 16:43

Por FRANCISCO GRIÑÁN. ‘AzulOscuroCasiNegro’ es un largo título en una sola palabra. También es el debut en la dirección de uno de los cortometrajistas con mejor palmarés de los últimos años, Daniel Sánchez Arévalo, que en su salto al largo ha realizado una poderosa ópera prima que revela a un auténtico animal cinematográfico capaz de aunar una gran historia con magnéticas imágenes. Lo de Sánchez Arévalo tiene además un punto de chulería. Y es que el director toma el argumento de su último corto, ‘Física II’, y los personajes principales del portero y su hijo para construir el argumento de este primer largometraje a partir del momento en el que concluye esa breve cinta. El resultado es una formidable película sobre la aceptación de uno mismo. Lo dicho: una chulería. Y entiéndase en los dos sentidos de la palabra.
Sánchez Arévalo rodea al rol principal del hijo, Jorge (un profundo y sincero Quim Gutiérrez, que confirma lo apuntado hace unos días en un papel secundario de otra película a concurso, ‘Sin ti’), de una galería fantástica de personajes, entre los que figuran su pendenciero y entrañable hermano (Antonio de la Torre borda el papel), la deliciosa novia que este último se echa en la cárcel (Marta Etura), el divertido y confuso amigo de Jorge (Raúl Arévalo), y la novia/vecina del joven portero (Eva Pallarés). Con este mosaico vital, el director monta una cinta generacional que habla de las vidas que los hijos heredan de los padres. En el caso de Jorge no sólo es una portería que detesta sino también un padre impedido al que tiene que cuidar.
Sánchez Arévalo dirige la cinta hacía la necesidad de aceptación personal para poder afrontar la vida y muestra un relato de una prodigiosa intensidad dramática que además sabe utilizar el humor y la ternura. Elementos que convirtieron este filme en una de las grandes revelaciones del pasado Festival de Málaga, donde se llevó tres premios gordos: Especial del Jurado, guión y crítica. No se la pierdan. Es de esas películas que se agradecen como espectador.