img
Fecha: abril 9, 2006
MONOS COMO CHITA
Francisco Griñán 09-04-2006 | 5:39 | 0

por JUAN ANTONIO VIGAR. Las buenas ideas siempre son felices ocurrencias. Por eso hay que aplaudir la iniciativa del Festival de Cine de Comedia de Peñíscola -inolvidable ‘Calabuch’: aquel refugio de un sabio muy listo inventado por Berlanga- de rendir un sonoro homenaje a los gruñidos de Chita (escrito su nombre como aquí la nombramos): sí, aquella monada de mona que hacía de sus travesuras las lianas del humor en la vida de Tarzán. Esta vieja compañera ya es demasiado mayor. Dicen que el simio más anciano de este mundo de primates. Hoy, día 9, cumplirá nada menos que 74 años, más que muchos de nosotros que nos despedimos con prisa de la vida abrazados a la angustia y el estrés. Leo que su longevidad es fruto de su alimentación. Solo come verduras, frutas frescas y ‘alimentos para mono’ -preguntaré en una tienda de mascotas si son tan solo desechos o tiene algo que ver con nuestra dieta basura- manteniendo de este modo su piel peluda tan tersa como los años permiten y su corazón brincando aunque ella apenas salte.

No sé si este premio honorífico consistirá en un plátano de oro o en una placa de alpaca, pero los de Peñíscola están decididos a entregarlo en mano a la mona del homenaje. Han viajado hasta el Cheetah Primate Sanctuary, en Palm  Springs, soleada California, donde medita y dormita la que fuera compañera del chico del taparrabos. El lugar es como una residencia para la tercera edad del simio, donde éstos entretienen su tiempo añorando las lianas y las copas de unos árboles a las que ya no podrían subir ni con la imaginación. Allí, un grupo de hispanos, amantes de la comedia le recuerdan hoy a Chita lo importante que ella fuera en la selva de la fama y que tuvo un compañero, habituado a dar gritos, que ya se marchó hace tiempo, desorientado e infeliz, a la jungla de los cielos. Seguro estoy de que, tras este sentido homenaje, Chita dedicará a estos señores alguna cortés monería.

 

Ver Post >