img
DEFECTOS ESPECIALES
img
Francisco Griñán | 19-06-2006 | 10:41

Por FRANCISCO GRIÑÁN. El verano no es una gran época. No me refiero a las vacaciones -que son siempre cortas-, sino a la cartelera -que también es pacata. Llegan los helados, los pantalones pirata y el cine sin luces. Que las distribuidores opten por títulos de entretenimiento para los meses del calor se entiende, pero lo inevitable es que cuando se baja tanto el listón ese mínimo cuesta alcanzarlo. Esta temporada, las rebajas arrancaron con anticipación primaveral hace ya unas semanas con ‘El código Da Vinci’ y estrenos como el de ‘Ultravioleta’ confirman que los saldos cinematográficos son lo que se lleva.
La cinta la ha dirigido un guionista con debilidad por la ciencia ficción, Kurt Wimmer (‘Esfera’) que, tras debutar como realizador con ‘Equilibrium’, le ha faltado un poco de esto último con su segundo título, ‘Ultravioleta’. La historia futurista presenta la lucha entre los humanos y unos seres mutantes que resultan ser los vampiros de Bram Stoker de toda la vida, aunque matriculados en una academia de artes marciales y forofos de la saga ‘Matrix’. Y es que la cinta de Wimmer debe mucho a la serie de los hermanos Wachowski -él y ella-, cuya alargada sombra está tomando ya aspecto de ‘vendetta’. No es la única referencia fantástica que maneja el director, ya que también coge cosas del tándem Spielberg/Kubrick (‘A.I.’ y ‘Minority Report’), del tarantiniano ‘Kill Bill’ o del animé japonés.
Con semejante mejunje, ‘Ultravioleta’ no aporta nada nuevo a un género revitalizado en la última década por la tecnología digital pero que, sin aportación artística y argumental, no deja de ser un catálogo de (d)efectos especiales. La cinta tiene algunos momentos de acción que dan el nivel y, especialmente, el protagonismo de una espectacular Milla Jovovich, que ha apostado por identificar su imagen con el ‘thriller’ fantástico tras la buenos resultados en taquilla de su ‘Resident Evil’. Los seguidores de la actriz ucraniana o los amantes de un moreno ultravioleta tipo sala de cine encontrarán alguna motivación en el filme. Los demás seguro que cogerán mejor color en la playa.