img
Autor: franciscogrinan
Larga vida a los premios Goya
img
Francisco Griñán | 07-02-2015 | 7:29| 0

De cumplirse el guión, estaría de camino a Atocha, con el portátil, el móvil y un traje oscuro. Sin pasarse en el vestuario, pero también sin desentonar con el derroche de elegancia de la alfrombra roja de la gran fiesta del cine español. El interés periodístico es evidente. Antonio Banderas recibe su primer Goya, el de Honor, y nos dará más de un titular. Dani Rovira pondrá su inconfundible humor para hacernos pasar un buen rato, además de jugarse uno de los cabezones por su descacharrante personaje en ‘8 apellidos vascos’. Además, a las estatuillas también aspiran dos paisanos de ‘La isla mínima’, Antonio de la Torre -un clásico en las nominaciones- y la actriz malagueña que ha dado la sorpresa con una candidatura a interpretación de reparto, Mercedes León. Pero no se vayan todavía que aún hay más. En los cortos de animación, la argentina Victoria Sahores, que adoptó Málaga por voluntad propia hace una década, también aspira a llevarse al pintor aragonés a su casa, mientras que el filme ‘Autómata’, producido y protagonizado por Banderas, figura en cuatro categorías técnicas. No se recuerda una edición con una presencia tan importante de artistas y producciones malagueñas, aunque este criterio informativo no ha sido suficiente para que la prensa local -no solo este medio- sea acreditada en la presente edición de los Goya.

 

 

En el amable rechazo de la Academia nos invitaban a seguir la retransmisión por la web o la televisión en «riguroso directo». ¡Cuanto daño ha hecho al periodismo las ruedas de prensa de don Mariano Rajoy a través de pantallas de plasma!

Ayer mismo, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas justificaba telefónicamente su decisión en la falta de espacio y en criterios periodísticos, aunque admitía que había faltado sensibilidad con los medios malagueños en las acreditaciones. Esa misma sensibilidad que sí han tenido desde el departamento de Protocolo de la Academia, que con lógica han invitado al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, por las mismas razones que no han servido para acreditar a la prensa interesada en cubrir una gala que, además de malagueña, promete coronar al cine andaluz con la formidable cinta ‘La isla mínima’.

Lo contaremos desde la distancia pero no con distancia. Larga vida a los Goya.

 

Ver Post >
Qué nos gusta un premio
img
Francisco Griñán | 31-01-2015 | 8:00| 0

A poco que usted lo intente, seguro que le dan un premio. Y es que estamos en época de sobredosis de galardones con la revisión de lo mejor/peor de 2014. Y si hay un sector aficionado a entregar estatuillas ese es el cine. Ahí están los Oscar, los premios más planetarios. La versión hispana, los Goya, también tienen ya su caché. De hecho, acreditarse a la gala es tan complicado como pillar sitio en la sala de prensa de la Casa Blanca.
Desde aquella edición protesta del ‘No a la guerra’, los Goya han llegado a alcanzar más notoriedad que las propias películas nominadas. Esas que iban a ver una inmensa minoría de espectadores hasta que el pasado año se batieron marcas de recaudación con ‘8 apellidos vascos’ y otros fenómenos. El nivelazo de los premios de la Academia se puede medir también en los galardones paralelos que han ganado protagonismo –los Fotogramas, los Forqué, los Asecan andaluces…– y en los que han aparecido –los Feroz en plan Globos de Oro– para calentar el patio (de butacas) antes de los Goya.
En cuanto a las películas, hay una forma de asegurarse nominaciones: que te seleccionen en el Festival de San Sebastián y que rasques premio. Bueno, eso ha cambiado. Desde hace unos años, lucir Biznagas del certamen malagueño también te sitúa en la carrera de los Goya y el resto de premios. Ahí están los Feroz, donde el domingo ganó como mejor drama ‘La isla mínima’ (Donosti) y como comedia ‘Carmina y amén’ (Málaga).
La cotización al alza del certamen malagueño la ha diagnosticado esta semana el Observatorio de la Cultura, en cuyo informe ha entrado el Festival de Cine Español para hacer compañía al de San Sebastián. Ambas muestras recorren caminos paralelos, aunque es evidente que el certamen vasco tiene categoría internacional. También es notorio que Donosti ha tomado nota de Málaga apostando más por el cine español. Por aquí también deberíamos aprender del certamen donostiarra. Entre otras cosas que las cuatro administraciones –municipal, provincial, autonómica y estatal– lo apoyan sin regatearle su relevancia. Por contra, el ninguneo al certamen malagueño de algunos de nuestros gobiernos es de premio.

Ver Post >
Peret y la españolada sin complejos en el Hilton de Marbella
img
Francisco Griñán | 28-08-2014 | 12:51| 0

Un «totalmente reformado» cine Andalucía anunciaba en la cartelera el estreno de ‘Qué cosas tiene el amor’. Era octubre de 1971 y la veterana sala invitaba a los espectadores a combatir la tristeza otoñal con el alegre Peret y sus «celebres canciones». Más de cuatro décadas después, el destartalado cine ha dicho adiós a su historia casi a la par que el célebre rumbero ponía ayer el punto y final a su actuación en este teatro del mundo. Aquel musical del que presumía el Andalucía en exclusiva se rodó el año antes en Marbella y, aunque llegó a las pantallas con ese título entre cómico y romántico, se filmó bajo la marca ‘Cien mil ladrones’, que era la denominación de uno de los temas que el gran Peret cantaba a 24 fotogramas por segundo. Porque no se engañen, el filme valía lo que las rumbas de su estrella que por entonces revolucionaba discotecas con el ‘hit’  ‘Borriquito’. El argumento era el habitual: chico encuentra chica.

En este caso, la coprotagonista, Silvia Monti, encarnaba a una ratera que ponía a prueba las dotes de donjuan de un Peret que, con patillas, pantalón de campana y camisa con chorreras, interpretaba a… Peret. Lo que se dice un argumento a la medida de la estrella que, por si faltaban coincidencias, se convertía en la ficción en protagonista de una película que iba a rodar a ese prototipo de la modernidad setentera que era la Costa del Sol.

Torremolinos, Mijas y Marbella también lograron un papel en la pantalla, aunque el protagonismo se lo llevó el recién abierto Hotel Hilton Elviria que no tardó en situar su piscina en el goloso cine español de la época. No en vano, casi un millón de espectadores –cifra soñada por cualquier director contemporáneo– vieron a Peret contornearse y derrochar voz en el ya entonces pionero ‘beach club’ del hotel que hoy se llama Don Carlos.

 

Aunque con el paso del tiempo la cinta enseñe todo su cartón piedra, el filme y el propio Peret no engañaban a nadie. En una escena, unos periodistas de ficción le preguntan por la película que va a rodar a Málaga y le espetan: «¿Españolada?». A lo que un flemático Peret contestaba sin rubor: «Hay que empezar por lo más seguro».

Ver Post >
Juego de Tronos, juego de tontos
img
Francisco Griñán | 04-06-2014 | 12:44| 0

 

La monarquía se las trae. Don Juan Carlos pide el cambio y su hijo, Felipe, ya tiene número a la espalda, el VI, y dispuesto a cambiar el banquillo por el trono. Ese que va a tomar con naturalidad. Nada que ver con el de ‘Juego de tronos’. ¡Qué final el del capítulo del lunes en Canal Plus! No, no voy hacer ‘spoiler’ que para eso ya está Twitter. Además, este mismo episodio se proyecta el viernes en Screen TV, el nuevo certamen de series internacionales que hoy se inaugura en el Albéniz. Debería haberme esperado para verlo en gran pantalla, pero el lunes, con tanto rey, tanto rey, no pude resistirme y coroné el día con las taquicárdicas intrigas de los siete reinos.

Por aquí no solo tendremos un esperanzador cambio de rey, sino que además su majestad HBO se plantea filmar la próxima temporada de ‘Juego de Tronos’ en Andalucía y, si puede ser, en Málaga. Republicanos, monárquicos y tronistas esperan la decisión de la cadena norteamericana que está estudiando la dote. Sí, las facilidades que les ofrecemos para rodar: escenarios idóneos, equipo técnico experto, un aeropuerto internacional… ¿Por qué lo dudan? Pues porque España no ofrece beneficios fiscales a estas producciones. Nos hemos hartado de criticar al cine español por las subvenciones y poniendo como ejemplo a los americanos, pero ahora llega una todopoderosa cadena estadounidense y lo primero que pide son ayudas.  
Hace unas semanas vi un bodrio de Kevin Costner en el que sale París en todo momento. El fin de semana me tragué a Tom Cruise volviendo una y otra vez a Londres para salvar el mundo. Y en ‘Juego de Tronos’ aparecen escenarios de Irlanda del Norte, Croacia o Islandia convertidos en reinos de Poniente. Todas esas superproducciones se han rodado allí porque necesitaban esos escenarios y porque les ofrecían exenciones fiscales. Las mismas que existen en EE UU, ese supuesto paradigma del liberalismo en el cine.
El rodaje de ‘Juego de Tronos’ no solo alimentaría la industria audiovisual local, sino que después dispararía las visitas turísticas. España ya estuvo a punto de recibir esta serie hace dos años, pero Croacia y sus exenciones nos arrebatataron la filmación. Ahora han vuelto y seguimos sin esos beneficios fiscales. Todavía no nos hemos enterado que esas ayudas son una inversión muy rentable. Pero aquí nos va más el juego de tontos.

Ver Post >
'Juego de tronos': la pelea de los ocho reinos andaluces por el Trono de Hierro
img
Francisco Griñán | 27-05-2014 | 5:29| 0

 

 

Las especulaciones sobre el rodaje corren por la red pero la decisión de HBO no está tomada aún y no se sabrá hasta junio

 

 

Algo debe tener el Trono de Hierro para que todos quieran sentarse en él. Como si fueran los siete reinos de la ficción creada por George R. R. Martin, las 7+1 provincias andaluzas andan sacando pecho y a la carrera para poner en valor sus escenarios como sedes del rodaje de la quinta temporada de ‘Juego de tronos’. La noticia de la visita a Andalucía de los ‘scouting’ -localizadores en el argot audiovisual- de esta popular serie de la HBO, que estuvieron entre otros puntos en Málaga, ha desatado una carrera en Internet y en las redes sociales por situar los escenarios de cada provincia en la serie.

 

Desde los Reales Alcázares de Sevilla al Tórcal de Antequera, pasando por la Alhambra de Granada, el Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba, el casco antiguo de Cádiz o el desierto de Almería. De todo se escucha y se lee estos días en un intento por acercar el terruño al cotizado Trono de Hierro. Pero lo único cierto es que Andalucía Film Commission, que se ha encargado de informar y ofrecer a los ‘scoutings’ las localizaciones necesarias para la trama de la serie, asegura que la decisión de rodar en la comunidad autónoma depende exclusivamente de la cadena HBO y que esperan que este ‘fallo’ se produzca el próximo mes de junio, ya que el rodaje está previsto para el próximo verano. Además, en ningún momento se ha hablado de un rodaje en un único espacio, por lo que no sería extraño que se seleccionaran varias localizaciones anadaluzas.

 

Lo que sí ha confirmado el presidente de Andalucía Film Commission, Carlos Rosado, es que el objetivo de la productora de ‘Juego de tronos’ es convertir la región en uno de los reinos de la serie. Y aunque no lo ha mencionado explícitamente, ese reino de ficción que falta por aparecer en la pequeña pantalla es Dorne, el más situado al sur de Poniente, bañado por el mar y con un urbanismo inspirado en la arquitectura española de la época morisca, según ha reconocido el propio novelista George R. R. Martin. La capital de este reino se denomina Lanza del Sol, por lo que los que quieran ver un paralelismo con la de la Costa del Sol pueden dejar volar la imaginación. Algo que en los últimos días no ha faltado a la hora de fabular sobre los escenarios de la cada vez más cotizada serie ‘Juego de tronos’.

 

Ver Post >