Skip to content

Cadetes. Victoria en Motril

2007 noviembre 22
por Manuel Becerra
C.R. MOTRIL vs C.R.M.-QUALITAS DENTAL

VICTORIA DEL CLUB DE RUGBY MALAGA FRENTE AL C.R. MOTRIL POR 5 A 32

BUEN PARTIDO DE LOS MALAGUEÑOS EN EL PARTIDO APLAZADO CORRESPONDIENTE A LA
SEGUNDA JORNADA DE LA LIGA.

Formaron 17 jugadores, 8 de ellos debutantes y siendo 6 infantiles;
1.- Iván V.
2.- Pablo. (Capitán)
3.- Samoa. (Debutante)
4.- Luis. (Debutante)
5.- Dani. (Debutante)
6.- Antonio.
7.- Nico.
8.- Barranco.
9.- Iván A.
10.- Yanqui.
11.- Agu.
12.- Veneno.
13.- “Facu” Mancebo. (Debutante)
14.- Sebas. (Debutante)
15.- Jesús. (Debutante)
18.- Francis. (Debutante)
21.- Gonzalo. (Debutante)

Todo comenzó perfectamente para el Club de Rugby Málaga, pues tras primer balón de ataque del que dispusieron los malagueños anotaron el primer ensayo por mediación de Antonio, jugada que fue transformada espectacularmente de drop obra de Yanqui.

Rápidamente el C.R. Motril hacía su único ensayo, era el minuto 4, en uno de los pocos errores defensivos del equipo malagueño durante el encuentro.

En el minuto 18 Samoa ponía nuevamente tierra de por medio en el marcador, y poco después nuevamente Antonio posaba el balón tras la línea de marca (otra vez Yanqui transformaría) para ir al descanso con un esperanzador 5 – 19.

En el descanso el tecnico del C.R.M. cambó a Francis por Sebas y Gonzalo por Dani.

Los primeros 20 minutos del segundo tiempo fueron muy equilibrados, con alternativas en el juego de ambos equipos, con peligrosas incursiones que morían a pocos metros de marca, hasta que en el minuto 50 ensayaba Yanqui para el C.R.M.

Los dos equipos seguían bien dibujados sobre el terreno de juego, y en la última jugada del partido Barranco se levantó con potencia desde la melé para conseguir el último ensayo del encuentro, a lo que hay que sumar una nueva transformación de Yanqui.

Final del partido 5 – 31.

Destacar el trabajo de Veneno, ayudando a sus compañeros en la colocación así como al trabajo defensivo de “Facu” Mancebo, que a pesar de ser su primer partido superó en todo momento a su par, un segundo centro que le superaba en unos 25 centímetros de altura.