Skip to content

Con un par

2013 enero 25
por Sora Sans

“Es difícil ser un hombre, sobre todo si se es una mujer”. Encontré esta cita en uno de los márgenes de un libro de Jim Dodge. No sé cuándo la escribí exactamente ni qué tenía en la cabeza en aquel momento para llegar a hacer una aseveración así. Hay frases que se asientan para crear una mesa redonda y otras que se convierten en esas esquinas de la mesa con las que uno tropieza y se hace daño. A mí esta oración me visita de vez en cuando, como si quisiera que pensase en ella o que charlásemos un rato sobre el tema.

“The Forgotten Writers”, un grupo de “escritores olvidados” de Egipto ha vuelto a recordarme esta frase y muchas otras al abrir un debate literario sobre el papel de la mujer dominante en la sociedad. “Women’s domination” es la segunda competición literaria que han lanzando al mundo con el objetivo de analizar cómo se mide el poder cuando la diferencia sexual está de por medio. Siempre he pensado que generalizar es como quitarle resolución a una imagen y, cuanto más lo haces, más difuso se vuelve todo, hasta que la fotografía de la realidad acaba siendo una simple mancha, un pixel marrón. Debatir retratando el mundo con un par de píxeles -hombres y mujeres- es complicado. Pero entonces me encuentro con titulares del tipo “El acoso sexual se ha convertido en un juego en Egipto” y automáticamente una frase me golpea en la pierna, en el estómago, o en la cabeza.

Quizás merezca la pena escribir una historia bien enfocada, con matices, una historia que sencillamente cuente lo fácil que es caminar por la Plaza de la Merced, aun siendo mujer, y lo difícil que es hacerlo por la Plaza Tahrir. Pero no creo que se trate de que un sexo domine al otro, de que se inviertan los papeles en la lucha de poder. Lo difícil es respetar, no dominar. Lo difícil es ser respetado, no dominado. Lo difícil es ser un Hombre (en el sentido taxonómico), sin importar lo que tengas entre las piernas.

Las bases del concurso se pueden encontrar aquí.

Publicado en Diario Sur el 25 de enero de 2013

Sora Sans

Comments are closed.