Skip to content

Palos de ciego

2013 enero 11
por Sora Sans

A algunos piscis nos pasa que tenemos memoria de pez, a otros no, por supuesto, ya que el horóscopo suele acertar lo mismo que un reloj parado. Pero hay quien vive de predecir el futuro mirando a las estrellas y si lo hace es porque tiene sus seguidores. Como diría el Lazarillo: “Cuantas destas deben hacer estos burladores entre la gente inocente”. En definitiva, quien se deja engañar quizás tenga perdón la primera vez, pero la segunda es bien merecida. Y con la tercera… hasta la ilusión -por la que pagan los inocentes- se pierde.

El caso es que con esta mala memoria no consigo recordar en qué materia de la EGB, BUP o COU me enseñaron cómo funcionaba el sistema tributario y laboral. El IVA, el IRPF, la cuota de autónomo, la Declaración de Hacienda… Lo básico. ¿Era en matemáticas o en Conocimiento del Medio? La novela en que vivimos no ha cambiado mucho, pero la educación parece reformarse a la velocidad de los escaparates de ropa, y quizás yo no vaya a la moda, imagino que ahora lo que se lleva es preparar mucho mejor a todos los estudiantes para su futuro. Según marca la tendencia, hoy el 50% de los jóvenes no tiene trabajo, el que lo tiene probablemente no sepa descifrar las incógnitas de su primera nómina o se lleve una sorpresa al descubrir que el 42% de cada factura que emite acaba en otros bolsillos.

No es que esté mal leer una novela del siglo XVI para aprender a través de metáforas que “donde las dan, las toman”; pero la misma importancia pueden tener otras materias que nos harían un poco menos inocentes. Y llegado el momento, que cada uno decida si quiere o no creer en el horóscopo, en Dios, en tal o cual partido político, en un proyecto empresarial, en el arte abstracto o en la microliteratura. Lo que para unos es una estupidez, para otros es la ilusión que les hace levantarse, pero si vamos a creer, mejor engañarnos nosotros mismos y no dejar que nos engañen otros por falta de conocimiento. Ya está bien de dar palos de ciego. Y de recibirlos.

 

Publicado en Diario Sur el 11 de enero de 2013

Sora Sans

Comments are closed.