img
El ‘meme’ del delfín argentino que salió de Marbella
img
Ángel de los Ríos | 27-01-2017 | 16:53

 

Es la historia de un malentendido. De cómo una imagen puede viajar entre las búsquedas de Google y acabar en el muro de Twitter o Facebook de algún imprudente, que acaba eludiendo su contexto, manipulando el mensaje y haciéndola viral. Sucedió hace pocos días, cuando en distintos medios argentinos saltaba la noticia de que un delfín había muerto en el balneario bonaerense de San Bernardo (Argentina) porque, según las informaciones, una serie de desaprensivos sacaron a la cría del agua para hacerse un selfie. Esta el la historia de un delfín que salió de Marbella y acabó en Argentina.

Al parecer no es la primera vez que un delfín moría por culpa de los bañistas en argentina, según publican los medios nacionales. Incluso hay campañas de organizaciones ecologistas argentinas para evitar que se repitan situaciones similares.

 

El suceso fue denunciado por una usuaria que publicó un vídeo en las redes sociales retratando el trágico final del animal. Pronto se sucedían las respuestas hasta que también saltó esta foto en diversos muros. Empezando por esta publicación.

 

Numerosos usuarios de Twitter ubicaron esta foto en San Bernardo, con bastantes calificativos poco amables hacia ella, cuando en realidad la foto ¡está hecha en Marbella! Se trata de una foto del 31 de agosto de 20015. Una cría de delfín listado (que ni por asomo es el aparecido en Argentina) llegaba a la playa de Río Real en Marbella. Fue un grupo de bañistas (entre los que se encontraba la chica) el que se percató de los problemas para desplazarse que presentaba el pequeño cetáceo que intentaba alejarse en el oleaje para volver desorientado a la orilla. Al ver que el animal no daba muestras de poder desenvolverse solo, llamaron al Centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazadas de Málaga (CREMA).

¿Cómo nos dimos cuenta en SUR de qué estaba pasando? El 24 de enero (fecha en la que aparece el delfín de Argentina) comenzamos a ver un repunte en las visitas de nuestra noticia de Marbella, aunque en principio no fuimos capaces de relacionar ambos hechos. Pero una tuitera argentina es la que se da cuenta del error y contesta a una amiga que están difundiendo una foto falsa.

 

Cuando leemos a las cuentas de Policía Nacional o Guardia Civil pidiendo que no difundamos rumores, a veces se nos hace pesado el mensaje, pero en ocasiones como esta, está en juego la dignidad de las personas. Por suerte, la historia del falso selfie con un delfín se quedó en Twitter.

Sobre el autor Ángel de los Ríos
Málaga (1980). Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Málaga. Se incorporó a SUR.es en el año 2009 después de haber pasado por distintas secciones de Diario SUR. En la actualidad, trabaja como Social Media Strategist del diario.