img
Los hombres también usan traje en verano
img
Antonio Manuel Murcia | 03-07-2015 | 16:25

Estamos en una época confusa para pensar en trajes, camisas y corbatas. El calor aprieta cada vez más, y el hecho de enfundarse por tal de cumplir el código de vestimenta es una cuestión que cada vez da más pereza. Pero lo que muchos no saben, es que la manera de vestir el clásico uniforme masculino se relaja un poco y se da una mayor libertad para innovar en cuanto a color, estampados y accesorios, aportando un aire más sport al conjunto.

Los tejidos: Los materiales cambian, y el tipo de tela debe ser más delgado y transpirable con la intención de facilitar la ventilación del cuerpo. La seda o el lino son los materiales por excelencia en esta época de calor. Pero hay que tener cuidado con su presentación ya que la existencia de arrugas en este tipo de fibras es muy común, por lo que es muy fácil perder la silueta de la prenda. La lana tropical o lana trop es otro de los tejidos más solicitados para los trajes de verano, ya que posee la ventaja de que apenas se arruga y es una de las telas más transpirables del mercado, convirtiéndose para la mayoría de personas en una óptima inversión.

El color: Elegir la colorimetría del uniforme es otro de los aspectos más importantes a la hora de vestir un traje, y es que verano es sinónimo de frescura, alegría e innovación. Prohibido usar tonos oscuros como los negros o grises profundos, lo ideal es no superar una tonalidad mayor que el azul marino. Colores como el azul tinta, el gris claro e incluso el blanco, son el básico clave en cuanto a color se refiere. Así es como lo han reflejado firmas como Dior Homme o AMI en su última colección SS16. Aunque si eres de los atrevidos, puedes apostar por un total look en colores más llamativos como el azul cielo o una de las muchas variedades de amarillos, aguamarinas o incluso rosas. Mejor si se acercan a los tonos pastel.

AMI, Etro y Dior Homme primavera/ verano 16.

Los estampados: El arte de mezclar se ha convertido en una costumbre básica en esta temporada y es que los total print están más solicitados que nunca. Las flores estilo asiático y los cuadros son los estampados estrella, y sino que se lo digan a Gucci o a Brioni. La creatividad de la indumentaria ha salido a la luz y se ha perdido el miedo a arriesgar. Las estampaciones étnicas e incluso los topitos son otras opciones a tener en cuenta a la hora de elegir el outfit. El hecho de mezclar colores también está muy presente a la hora de adoptar el conjunto, combinar distintos tonos de chaqueta y pantalones.

Gucci, Brioni y Balenciaga primavera/ verano 16.

Los accesorios: Cuando hablamos de accesorios lo primero que nos viene a la cabeza al pensar en una prenda de estas características son las corbatas y las pajaritas grosso modo. Pero existen otras posibilidades olvidadas como los chalecos, sustituyendo a las americanas, los tirantes o los corbatines, similares a las corbatas pero con un grosor más fino y un aire más informal. Saltarse las normas y olvidarse de la corbata o pajarita sustituyéndolas por un pañuelo de bolsillo es otra de las posibilidades.  El calzado es otro de los complementos que también requiere especial atención, los mocasines con lazos o borlas en tonos azules o marrones son la mejor opción para combinar con este tipo de uniformes. Los más atrevidos sin embargo pueden jugársela con unas deportivas o incluso unas sandalias de piel, pero el hecho de mezclar una pieza clásica con un calzado tan casual requiere una perfecta selección en cuanto a estilo y color para no rozar el desastre.

La clave en este ciclo estival es innovar, probar diferentes combinaciones y colores, siempre con una mentalidad clara: Ajustarse al estilo personal en todo momento. Porque al fin y al cabo la moda no es más que un lenguaje con el que trasmitimos quienes somos con un par de prendas. Por eso aprovecha el verano,  rompe las normas y reinventa tu propio estilo, apuesta por los colores llamativos y deja la perfección y exigencia del protocolo para la próxima estación.