img
Mahi Masegosa: “A mí las tendencias me tocan las narices, yo soy de no seguirlas”
img
Antonio Manuel Murcia | 17-05-2018 | 19:56

captura-de-pantalla-2018-05-17-a-las-21-38-29

Una chica que, como dice siempre, “está cansada de estar cansada”. Mahi Masegosa, aprendiz del programa Maestros de la Costura de TVE1, me cuenta hoy su visión personal sobre la moda, criticamos las tendencias, y compartimos pasado al más puro estilo rockabilly, con collares de pinchos y rastas postizas. Hablamos de cómo un loser puede llegar a convertirse en una ganadora, y de cómo con esfuerzo, constancia y una sonrisa de oreja a oreja, todo es posible. También nos hemos reído, hablado de música, y de las cosas que verdaderamente inspiran, ¿Bob Dylan? Sehh!

Así que, si “estás cansada de estar cansada” como ella puedes visitar su tienda online o, en su defecto, leerte esta entrevista, ¿eres de l@s que caen en la rueda de la globalización apostando por el consumo de marcas esféricas?

AM: En primer lugar, y para conocerte un poco mejor, ¿Cómo definirías tu estilo?

MM: ¡Uy dios mío! eso es muy difícil, a mí la gente siempre me ha preguntado, ¿de qué vas? ¿cuál es tu estilo? y yo la verdad es que nunca he sabido contestar. Me pongo lo que me gusta, y ni si quiera me paro a pensar si combina la peluca con los zapatos, o yo que sé, ¡es más si no combina mejor! Pienso que combinar está desfasado. 

AM: ¿Antes de ser Mahi has pasado por alguna otra fase hasta llegar a convertirte en lo que eres hoy?

MM: Yo fui roquerilla… llevaba mis cadenas, mis pantalones rajados, las camisetas arañadas, y el collar del perro. Me acuerdo cuando mi madre me veía con el collar del perro y me decía: “¿hija dónde vas?”, lloraba y todo. 

Recuerdo que lo guardaba en la mochila y cuando salía me lo ponía. ¡Ah! pero es que también tuve una época hippie, ¡eso es para no creérselo! me ponía rastas de mentira. Yo siempre he sido de quita y pon. Me ponía rastas con unas horquillas.

AM: Cuéntame un poco más sobre el binomio: dependienta de gasolinera – diseñadora de moda. 

MM: La gasolinera es de mi padre, y desde hace años trabajo allí durante las vacaciones y el verano. Bueno, y la gasolinera, porque mi padre tiene una gasolinera, si tuviese una carnicería, pues carnicera. Además, yo soy muy versátil, hago lo que se me ponga por delante. A la gente le puede parecer extraño, pero a mi me parece divertido.

AM: ¿Cómo fueron tus inicios en el mundo de la moda?

MM: En realidad, nunca quise coser, estudié asesoría de imagen personal y protocolo, pero como de estilista, personal shopper y tal, la cosa estaba muerta. Entonces dije, ¡venga sigo estudiando! Y me metí en diseño de moda; que no lo vi mal. Además, es una carrera, podía seguir estudiando y, ¿por qué no hacer mi propia ropa ya que en las tiendas son muy aburridos?

AM: Viniendo del mundo del estilismo…Dime alguna persona a la que te gustaría vestir…

MM: Siempre digo que a Madonna, pero es un poco de broma. A mí me gustaría vestir a gente como yo, a gente enrollada, personas que quieran ser diferentes. 

AM: Dentro del mundo de la moda ¿cómo te gustaría enfocar tu carrera profesional?

MM: La verdad es que me gustaría estar como estoy ahora, pero sin coser yo. Tener mi pequeño taller con mis ayudantes, y yo poder dedicarme a diseñar, buscar estampados, telas, y vender por internet a todo el mundo. Como AliExpress pero solamente con ropa.

AM: Entonces… ¿Coses tu mismas los diseños?

MM: Cosemos una señora y yo, estamos las dos mano a mano. Ella me enseña mucho.

captura-de-pantalla-2018-05-17-a-las-21-38-40

AM: ¿Qué opinas de la moda española?

MM: Me da un poco de pereza… Con la moda pasa como con la música, hay tendencias y a mí las tendencias me tocan las narices. Yo soy de no seguirlas, ¡No me gustan, no me gustan! pero es que en España y en todos sitios. La gente dice que gracias a la globalización hay más información, ¡mentira! tanta información… si al final todos vestimos lo mismo.

AM: ¿No crees que existen etiquetas para todo y que a cualquier persona se le puede encasillar dentro de una “tribu urbana”? Al fin y al cabo, ya está todo inventado…

MM: Sí, bueno, no sé, hay de todo, pero en general. La gente se pone lo que se ponen sus ídolos, y los ídolos siempre son los mismos. Cuando coges una revista de moda ya sabes lo que vas a ver. Igual que cuando enciendes la radio, ya sabes lo que vas a escuchar. 

AM: Hay una cosa que me llamó la atención viendo tu Instagram, y es que te identificas más como un Loser a pesar de haber llegado lejos…

MM: Yo siempre he sido una perdedora, una loser, siempre. En el instituto se han reído de mí, me han hecho el vacío, no he dado ni golpe, todo me ha ido mal, y era de esperar que en el programa evidentemente no ganase jaja.

Yo no soy el perfil de ganadora, la gente quiere que gane otro tipo de perfiles que peguen más en El Corte Inglés, que cosan muy bien, etc. Yo no, no tengo ese perfil, pero sin embargo la gente se ríe más conmigo.

AM: Ahora, y dejando a un lado el mundo de la moda en general, me gustaría que me contases más sobre ti y tus trabajos. Empecemos por tu marca ¿Cómo la definirías?

MM: Mi marca como digo en todos lados es para gente que, está cansada y aburrida, de estar cansada y aburrida. Simplemente ropa básica, porque claro, para vender por internet y producir en casa no me quiero meter en grandes producciones. Simplemente ropa con tejidos que a mí me gusten, con estampados que diseño yo a ordenador, y que creo que para el día a día van bien, ¡Ropa casual como soy yo!

AM: ¿Tienes algún referente a la hora de diseñar?

MM: A la hora de diseñar me fijo, sobre todo, en tiendas de ropa, o en otras tiendas online americanas, de California, Los Ángeles… Me gustan los colores que usan estas tiendas y, es la ropa que siempre suelo vestir. 

A mí la gente no me inspira, las personas que me inspiran son Bob Dylan y yo. Tienes que hacer ropa que veas que se pone la gente y, ¿qué mejor que ver cosas que hacen otras tiendas? La competencia…

AM: Un material fetiche. Imagina que solo pudieses trabajar con un material a la hora de hacer tus diseños, ¿Cuál sería?

MM: Todo el mundo los sabe. El vinilo, ¡all the times! Aunque también la lycra holográfica me gusta. Pero si tuviese que quedarme con uno nada más, me quedaría con el látex rojo. 

captura-de-pantalla-2018-05-17-a-las-21-42-30

AM: ¿Te has inspirado alguna vez en el rollo motero/rider (por eso de la gasolinera=¡) para diseñar alguna de tus prendas?

MM: No he pensado en la gasolinera, pero en el rollo carretera que se parece al roquero sí. Yo soy un poco rocker con los pinchos o el cuero. A mí la gasolinera no me inspira. De hecho, me inspira a irme, a presentarme al programa de televisión para coser. Aunque tampoco se está tan mal, que a las malas… Yo te digo de casarme con un viejo rico, pero eso de quedarse en la gasolinera y en el pueblo tampoco es tan malo. Para un viejo rico, prefiero echar gasolina. 

AM: ¿Planteas trasladar tu marca a la capital, llevarla a otras provincias? ¿O por ahora prefieres quedarte en Granada y apostar por el negocio digital?

MM: Pues la verdad es, que con eso de internet vendo en todas partes de España. De repente tengo pedidos en Gijón, en Madrid tengo muchísimos, tengo en todas partes. 

¿Poner una tienda física? Pues más que nada sería para que la gente pudiese ir, ver las prendas, tocarlas, probárselas. Pero, aquí en Granada creo que mi público objetivo no está. Quizás no iría mal poner una tienda en Madrid, pero, por ahora no lo contemplo, yo creo que el futuro está en internet.

AM: Si no tuvieses tu marca, ¿a qué te gustaría dedicarte? ¿Estaría relacionado tu trabajo con el mundo de la moda?

MM: Si no tuviese mi marca… Me buscaría un novio famoso y rico, que me mantuviese él, y así no dar palo al agua en todo el día jajaja. A mí que me mantengan jajaja.

AM: Por último, retrocediendo al pasado y en referencia al programa, solo quiero que me cuentes  una cosa ¿Cómo te enteraste del casting?

MM: Una profesora mía a la que no le hago caso nunca, porque siempre me está mandando mails tipo: Preséntate al concurso de desfiles flamencos de no sé dónde o, preséntate al concurso de pasarela… ¡Yo paso! Porque a mí no me gusta el tema de los desfiles, me parece un cateterío absoluto, ni tengo colecciones que presentar.

Un día me mando un mail para un concurso de tele, y no tenía que presentar nada, solo grabar un video hablar de mí, hablar durante dos minutos y enviar fotos de prendas mías, ¡Y fíjate! Tonteando fui pasando fases hasta que entré. Pero me lo pasó mi profesora, porque los del programa habían ido buscando concursantes por las escuelas de moda. El casting era una mezcla de entrevistas, y pruebas de costura.