Diario Sur

img
Autor: antonio_._manuel_777
Moda en la calle: Los Álamos Beach Festival 2015
img
Antonio Manuel Murcia | 18-07-2015 | 10:30| 0

La relación entre moda y música siempre ha sido muy estrecha, pero cuando hablamos de festivales existen discrepancias. El calor es un factor clave a la hora de elegir el outfit perfecto, aunque no es excusa para tomar decisiones apropiadas en cuanto a indumentaria se refiere. Nunca mejor dicho, nos enfrentamos a una prueba de fuego. Y esto es lo que encontramos en la primera edición de los Álamos Beach Festival, a modo de resumen, el look principal por el que han apostado la mayoría de los asistentes ha sido: Tirantas, shorts y deportivas, obviando a los torsos desnudos y los bañadores flúor como pecado capital.

Las coronas de flores se quedaron en la pasada edición del Primavera Sound, y aunque este año se hayan visto en varios grupos de asistentes, no han sido el detalle estrella en este encuentro. Sin embargo, las gafas de sol de forma redondeada fueron el accesorio más popular tanto para chicos como para chicas, con excepción de algunos clásicos siempre visibles como la versión Aviator y Wayfarer de Ray Ban en diferentes colores.

El look básico por el que apuestan los malagueños para este tipo de eventos está claro, camiseta o polo y shorts, a conjunto de un buen calzado teniendo en cuenta de que el pavimento no es otro que la propia arena de la playa. Error el usar zapatos bonitos, mejor unas deportivas (estilo Converse, Vans, Superga…) o unas sandalias estilo cangrejeras o romanas. Los chalecos estilo ibicencos y los calcetines altos tipo “old school” han sido otro de los detalles predominantes en cuanto a complementos.

Por otra parte la variedad musical ha permitido que diferentes estilos indumentarios se junten dentro del recinto. Los estampados a modo floral y las camisetas con ilustraciones o mensajes subliminales son otro de los triunfos durante estos dos días. Y ojo a otro detalle, las cintas para las gafas de sol son de los accesorios más “top” que hemos visto a lo largo del festival, desde cintas de neopreno con estampados y colores flúor, hasta cadenas doradas.

Y para  hacer una idea más visual de lo que estoy contando, a continuación unas fotos de algunos de los asistentes que mejor representan la diversidad de estilos que podemos encontrar esta primera edición de los Álamos Beach Festival 2015.

Estas chicas han apostado por tops básicos y shorts denim y estampados, rematando con deportivas estilo Converse o Superga.

Deportivas y estampaciones tanto en camiseta como en pantalón son los protagonistas en estos outfits.

Básicos negros combinados con shorts denim y gafas redondeadas es el look por el que han apostado estas chicas.

Calcetines estilo old school, deportivas y camisetas con ilustraciones es la apuesta de este grupo para una larga jornada a pie de playa.

Cropped top, shorts y básicos acompañado de sandalias estilo romana y deportivas. La comodidad es la clave para este tipo de eventos.

Estampados florales, cangrejeras y polo vintage con zapatillas. Dos looks cómodos y originales que definen claramente el estilo de estos  dos jóvenes.

Polo y short por encima de la rodilla con náuticos estilo sport y bolsita al hombro. Antes la duda, los básicos siempre serán una opción acertada.

 

Ver Post >
¿Por qué las New Balance son un éxito de ventas?
img
Antonio Manuel Murcia | 14-07-2015 | 10:30| 0

La tendencia sportwear ha revolucionado el mercado de la moda a niveles internacionales. Las prendas anchas, las bomber y la comodidad son los mandamientos fundamentales de la nueva estética, y es que el mundo del calzado también ocupa una posición bastante importante para completar el outfit deseado. Son varios los modelos que han revolucionado el sector del mercado de las deportivas, pero sin duda las New Balance han sido las que mayor impacto han causado  en nuestro país.

Sus orígenes se remontan a principios del siglo XX en Massachusetts, donde William J. Riley, inmigrante inglés de 33 años tiene una innovadora visión.  Crear un calzado pensado para personas que padecían problemas en los pies, aplicando los primeros arcos de soporte para el empeine dentro del zapato. Así es como aparecen con el nombre de “New Balance”.

En 1930 surge la primera zapatilla running de la marca, que se creó especialmente para el Club Boston Brown Bag Harriers confeccionada en piel de canguro. Pero no fue hasta 1953 cuando apareció el primer modelo moderno de New Balance “Trackster”, más parecido a los que se conocen actualmente, con suela ondulada y varias anchuras de pie.

El primer modelo de NB Trackster, seguido del 320 y el High Top 740

 

Jim Davis decide comprar la compañía en 1972 el día en que se celebraba la maratón de Boston, coronando a la empresa con el reconocimiento a las mejores deportivas según la revista Runner’s World Magazine, que disparó las ventas del modelo 320. También es el responsable de la creación del logo por el que todo el mundo conoce a las zapatillas a día de hoy. Y además, hizo que dichas deportivas superasen el valor de los 100 dólares con el modelo 990 en 1982.

Tras el éxito de las zapatillas, la marca no tardó en plantear la fabricación de modelos específicos para otros deportes de masas como el futbol, el baloncesto o el tenis. Fue en la década de los 80 con el modelo Detours 480 y el High Top 740 cuando el nuevo fichaje de los Lakers, James Worthy, en 1982 apareció presumiendo de sus exclusivas NB en la cancha. A partir de este momento, la masificación de estas zapatillas siempre ha estado presente “in crescendo” en los pies de los deportistas más elitistas.

Desde hace escasos años la tendencia ha cambiado, y las New Balance se han hecho imprescindibles en el armario de cualquier persona amante de las tendencias, como complemento de lo más “it a la hora de crear un outfit, a pesar de haber estado desaparecidas hasta hace un par de temporadas. Se supone que al ser una zapatilla running, se limitan los campos al deporte o hacia un estilo más casual. Pero lo cierto es que ha ocurrido todo lo contrario, sin saber explicar nadie el por qué, las NB se han convertido en el calzado más versátil que existe hasta el momento. Cada vez es más vista la combinación de ropa más formal como es un traje con estas deportivas.

 

La fachada de las NB es otro de los factores más importantes de la marca, y es que debido a su amplia gama de modelos ha hecho que cada uno de los consumidores tenga sus favoritas. Aunque sí que es cierto que los tipos más vendidos hasta el momento han sido los WL574 y los WL373. Los colores más solicitados temporada tras temporada han sido los  tonos azules marinos y grises, aunque actualmente se ha apostado por tonos más llamativos como el burdeos o el verde (siendo los colores estrella de la temporada actual) que hemos visto calzados en muchas de las celebridades más referentes del mundo de la moda, el cine, la música o el deporte.

Actualmente la firma cuenta con una fábrica propia en Inglaterra, y uno de cada tres pares de zapatillas se vende en el mercado europeo. Así, la fórmula de su éxito es apostar en todo momento por el rendimiento y la comodidad por encima de la moda, además de una elevada inversión en la fabricación del calzado y constante innovación tecnológica y del diseño.

Ver Post >
Cómo combinar bien los colores básicos de la ropa en un armario masculino
img
Antonio Manuel Murcia | 10-07-2015 | 4:00| 0

Combinar correctamente las prendas de nuestro armario supone una de las dificultades más comunes. Las tendencias cambian y adaptar nuestro vestuario es uno de los retos más complicados, por eso es aconsejable revisar nuestra ropa a la hora de ir de compras. Ante todo hay que adquirir prendas que nos gusten, pero que también sean fácilmente combinables con el resto de atuendos que tengamos  en nuestro ropero, siempre teniendo en cuenta el tejido y el tono. A continuación se facilitan algunos consejos en cuanto a combinación del color se refiere, ya que como se dice, el secreto de la elegancia no es otro que el saber combinar bien y disimular los posibles defectos del cuerpo.

Total Look blanco de Zara y chino blanco de Mango.

Blanco: 

El blanco es uno de los colores más solicitados para todo tipo de prendas en esta época estival, en la que el calor es el factor predominante a la hora de vestirse. Y lo mejor es que sustentamos la teoría de que el blanco armoniza con todos los colores, aunque debemos intentar evitar combinarlo con tonos claros como el beige, el amarillo pastel o el azul cielo, entre otros.  En ambientes calurosos o tropicales es ideal para usarlo en un traje, siempre combinado con colores más oscuros que resalten entre la neutralidad del tono o con un total look de la misma coloración entre todas las piezas.

Usar prendas de este color es un punto a favor cuando estamos morenos. Sin embargo, no hay que olvidar que el blanco puede ser traicionero según tus características físicas, ya que es el color que te hace más gordo. El hecho de arriesgar es otro de los factores positivos que tiene este tono, y es que el centrarse en más de dos colores para formar tu look es otra de las ventajas que admite esta gama.

Básicos de Pull and Bear y Traje negro de Mango.

Negro:

El negro es otro de los colores más fáciles de combinar, aunque debemos evitar  mezclarlo con tonos como el marrón oscuro o el azul marino.  Otra de las ventajas que tiene este color, al contrario que el blanco, es que este tono es el que nos hacer parecer más delgados.  También es un color apropiado para primavera o verano, aunque en esta época, evita combinarlo con distintas gamas de negro dentro de un mismo outfit. Has de saber que el negro es el color de la elegancia, aprovéchalo para todo tipo de eventos especiales en los que los códigos indumentarios tengan una presencia destacada.

Los pantalones negros son en su mayoría una de las prendas más solicitadas por el género masculino a la hora de rellenar el armario. Apuesta al menos por un chino y un tejano de este color, nunca sabes cuándo puedes usarlo, ya que serán una respuesta muy recurrida a la repetida pregunta de ¿Qué me pongo? En más de una ocasión.  Que sea el color que más atrae el calor tampoco quiere decir que rechacemos un  look de esta tonalidad en primavera o verano, aunque como recomendación, lo mejor es tenerlo en cuenta a partir de ciertas horas de la tarde cuando el sol está menos presente.

Traje corto de Zara y chinos de Massimo Dutti.

Gris:

Es uno de los que más predomina entre nuestro vestuario, ya que es de los tonos que mejor se adaptan a cualquier tipo de situaciones. Podemos verlo tanto en trajes de vestir, como en outfits más casual formados por camisetas y jeans. Combina con casi todos los colores, aunque los que más le favorecen son los tonos rojos, los azules y el negro.  También combina muy bien con otras tonalidades de gris dentro de un mismo look. Es un tono que se encuentra entre la transición del negro y el blanco, lo que aporta sensaciones  tanto de elegancia como de sencillez.

Además, según su  tonalidad puede hacernos más o menos delgados. Por otra parte, el traje gris es de los más solicitados ya que es el más versátil. Puede ser apropiado tanto como para ir a trabajar como para asistir a eventos más importantes del nivel de una boda o cualquier otra celebración.

Traje de Asos y chino de Sprinfield.

Marrón: 

Se considera de los colores más difíciles de combinar, aunque por regla general se suele mezclar con tonalidades distintas de su propio color como pueden ser la gama de los tierra, caquis o colores similares. Aunque también acepta colores como el amarillo, el verde, el azul  y el rosa. Es una gama poco utilizada en el vestuario de un varón, y a pesar de ser un clásico, también es de los colores menos usados por los diseñadores de moda masculinos.

Apostar por unos chinos marrones y una camisa azul, es una buena elección ya que da un aire de elegancia y formalidad. Los trajes marrones son de los menos utilizados debido a que son difíciles de encontrar, mejor apuesta por una americana marrón y un chino, aunque depende de su tonalidad puede hacerte parecer más o menos mayor.

Americana de Asos y chino de Massimo Dutti.

Rojo:

El rojo es un color que transmite fuerza y personalidad. Los tonos que mejor combinan con este color son el blanco, el negro, el gris, el azul, algunos tonos tierra y aunque os parezca una auténtica locura, el amarillo. Es un color que se adapta tanto a tonos cálidos como a tonos más fríos como los grises.  Su combinación con blanco es perfecta, ya que al ser muy llamativo, el mezclarlo con tonos neutros hace que se rompa con la uniformidad de la otra prenda o accesorio.

Unos pantalones de color rojo con una camisa blanca y una pajarita negra pueden vestirte para cualquier evento o fiesta. Así que si tienes ganas de romper las reglas y llamar la atención atrévete con algo del “color de la pasión”. Al ser un color cálido asociado al sol, es un tono que va muy bien para la temporada de primavera- verano. Una americana roja con un chino negro, azul o blanco también es una opción perfecta si tu intención es destacar entre el resto de gente en cualquier acontecimiento.

Traje azul de Cortefiel y pantalón azul de Zara.

Azul:

Junto con el gris es uno de los colores estrella en el armario masculino. Combina perfectamente con el blanco, con algunos tonos de rojo como el granate o el burdeos, con el gris y con los colores crema como el beige. La gama cromática más usada son los azules oscuros como el azul media noche o el marino. Aunque los azules eléctricos y celestes son cada vez más solicitados por el varón tanto en pantalones, como en camisas o camisetas en esta última temporada primavera- verano 15.

El color azul hace nuestra figura más estilizada. Por otro lado, una buena opción es combinarlo con un calzado marrón o negro según la tonalidad del color. Si el zapato también es azul el look se puede ver demasiado recargado, y si es blanco quedará bastante hortera. Los jeans de color azul son la prenda más solicitada y más cómoda por excelencia, siempre debe de haber un par en tu armario para combinarlos con una camisa estampada o camiseta (si lo que quieres es conseguir un look más casual).

Camiseta básica de Pull and Bear y Bermuda de Massimo Dutti.

Verde:

Al igual que el marrón, es de los colores más difíciles de combinar. La gama de verdes que más se usa son los tonos oliva o esmeralda, y el marrón es de los poco colores que le va bien. También combina con algunos tonos de gris o el negro, aunque en las últimas temporadas los diseñadores están arriesgando respecto a este color con la intención de crear contrastes con otros tonos fuertes como el rosa. 

 

 

 

 

Ver Post >
Las Adidas Stan Smith son las zapatillas tendencia de la temporada
img
Antonio Manuel Murcia | 06-07-2015 | 6:00| 0

Del furor de las Superstar al boom de las Adidas Stan Smith. Un atuendo con historia en cuanto a deportivas se refiere, ya que sus antecedentes se remontan al año 1963 cuando Horst Dassler el hijo del fundador de la marca, decide crear las primeras zapatillas de tenis de la firma alemana. Como nueva aportación y diferencia entre sus otros modelos, decidió sustituir las tres rayas paralelas por una línea de agujeritos, pensando en la posibilidad de transpiración del pie.

Tras el lanzamiento de las zapatillas dos años después de su estancia en el mercado, decidieron ponerle el nombre de Adidas Robert Haillet en honor al famoso jugador de tenis francés, pero cuando éste se retira había que buscar otro deportista que sustituyese a Haillet y renombrarse a las deportivas para que no quedasen en el olvido. Así fue como pasaron a llamarse Stan Smith, tras la llamada telefónica de un manager que decidió contactar con la marca para sugerirle a este personaje catalogado como el tenista estadounidense número uno del mundo.

Para Adidas era una oportunidad de oro aprovechar la situación para poder introducirse en el mercado americano, y fue en 1971 cuando las zapatillas se rebautizaron como Adidas Stan Smith. Tras el paso del tiempo y una serie de acuerdos con el jugador, se decidió mejorar el zapato añadiéndole un refuerzo de goma espuma en la zona trasera, con la intención de proteger el tendón de Aquiles. Una vez lanzada al mercado su nueva versión, las deportivas fueron un éxito de ventas. Pero los cambios no quedaron ahí, en los 2000 se hizo un rediseño y en 2008 se fabricó una réplica de las primeras, hasta 2012 que la firma alemana decidió dejar de fabricarlas.

El año pasado fue cuando la marca valoró reincorporar la producción de zapatillas al mercado y ahora se han lanzado en diferentes colores y estilos. Además muchos diseñadores y artistas de prestigio han colaborado haciendo sus propias versiones, entre ellos Rita Ora o Yohi Yamamoto. Desde ahí, esta adaptación de Adidas se ha puesto por encima de muchos de sus modelos como las Superstar o las Zx Flux, hasta tal punto que han vestido los pies de importantes personajes vinculados con el mundo de la moda como Phoebe Philo de Céline o Kate Moss.

Ver Post >
Los hombres también usan traje en verano
img
Antonio Manuel Murcia | 03-07-2015 | 6:25| 0

Estamos en una época confusa para pensar en trajes, camisas y corbatas. El calor aprieta cada vez más, y el hecho de enfundarse por tal de cumplir el código de vestimenta es una cuestión que cada vez da más pereza. Pero lo que muchos no saben, es que la manera de vestir el clásico uniforme masculino se relaja un poco y se da una mayor libertad para innovar en cuanto a color, estampados y accesorios, aportando un aire más sport al conjunto.

Los tejidos: Los materiales cambian, y el tipo de tela debe ser más delgado y transpirable con la intención de facilitar la ventilación del cuerpo. La seda o el lino son los materiales por excelencia en esta época de calor. Pero hay que tener cuidado con su presentación ya que la existencia de arrugas en este tipo de fibras es muy común, por lo que es muy fácil perder la silueta de la prenda. La lana tropical o lana trop es otro de los tejidos más solicitados para los trajes de verano, ya que posee la ventaja de que apenas se arruga y es una de las telas más transpirables del mercado, convirtiéndose para la mayoría de personas en una óptima inversión.

El color: Elegir la colorimetría del uniforme es otro de los aspectos más importantes a la hora de vestir un traje, y es que verano es sinónimo de frescura, alegría e innovación. Prohibido usar tonos oscuros como los negros o grises profundos, lo ideal es no superar una tonalidad mayor que el azul marino. Colores como el azul tinta, el gris claro e incluso el blanco, son el básico clave en cuanto a color se refiere. Así es como lo han reflejado firmas como Dior Homme o AMI en su última colección SS16. Aunque si eres de los atrevidos, puedes apostar por un total look en colores más llamativos como el azul cielo o una de las muchas variedades de amarillos, aguamarinas o incluso rosas. Mejor si se acercan a los tonos pastel.

AMI, Etro y Dior Homme primavera/ verano 16.

Los estampados: El arte de mezclar se ha convertido en una costumbre básica en esta temporada y es que los total print están más solicitados que nunca. Las flores estilo asiático y los cuadros son los estampados estrella, y sino que se lo digan a Gucci o a Brioni. La creatividad de la indumentaria ha salido a la luz y se ha perdido el miedo a arriesgar. Las estampaciones étnicas e incluso los topitos son otras opciones a tener en cuenta a la hora de elegir el outfit. El hecho de mezclar colores también está muy presente a la hora de adoptar el conjunto, combinar distintos tonos de chaqueta y pantalones.

Gucci, Brioni y Balenciaga primavera/ verano 16.

Los accesorios: Cuando hablamos de accesorios lo primero que nos viene a la cabeza al pensar en una prenda de estas características son las corbatas y las pajaritas grosso modo. Pero existen otras posibilidades olvidadas como los chalecos, sustituyendo a las americanas, los tirantes o los corbatines, similares a las corbatas pero con un grosor más fino y un aire más informal. Saltarse las normas y olvidarse de la corbata o pajarita sustituyéndolas por un pañuelo de bolsillo es otra de las posibilidades.  El calzado es otro de los complementos que también requiere especial atención, los mocasines con lazos o borlas en tonos azules o marrones son la mejor opción para combinar con este tipo de uniformes. Los más atrevidos sin embargo pueden jugársela con unas deportivas o incluso unas sandalias de piel, pero el hecho de mezclar una pieza clásica con un calzado tan casual requiere una perfecta selección en cuanto a estilo y color para no rozar el desastre.

La clave en este ciclo estival es innovar, probar diferentes combinaciones y colores, siempre con una mentalidad clara: Ajustarse al estilo personal en todo momento. Porque al fin y al cabo la moda no es más que un lenguaje con el que trasmitimos quienes somos con un par de prendas. Por eso aprovecha el verano,  rompe las normas y reinventa tu propio estilo, apuesta por los colores llamativos y deja la perfección y exigencia del protocolo para la próxima estación.

Ver Post >