Diario Sur
img
El tercer puesto: besar a la hermana o besar a la novia
img
Héctor Barbotta | 30-10-2015 | 12:37

El pasional entrenador sudafricano, Heyneke Meyer, dejó claro tras perder la semifinal frente a Nueva Zelanda qué es lo que piensa de la final de consolación. “Es aburrido, como besar a la hermana”. No se sabe si fue producto de la desazón por haberse perdido la final por sólo dos puntos después de haber puesto contra las cuerdas a los All Blacks o porque para un país que ya ha sido dos veces campeón del mundo el tercer puesto significa poco, lo cierto es que el preparador springbok quitó importancia al partido que esta noche enfrentará a los suyos con Argentina por el bronce.

Sin embargo, para los Pumas, cuya desilusión por haber perdido el billete a la final no es menor, un eventual tercer puesto no se parecería en nada a besar a una hermana. La prensa deportiva argentina ya ha adelantado que sería algo muy diferente. Algo así como besar a una novia.

Los Pumas afrontaban el partido con nueve cambios en la alineación por culpa de las lesiones y el cansancio. Hoy se ha sabido que hay un décimo cambio, ya que el pilar Marcos Ayerza, que se despedía de la selección, se lesionó en el entrenamiento de ayer. Argentina afronta el partido con el objetivo de repetir el tercer puesto de 2007, el que la puso en el mapa del rugby mundial y dio lugar a los cambios que la ha llevado a convertirse en el equipo que más ha crecido en los últimos años.

 

Sobre el autor Héctor Barbotta
Licenciado en Periodismo por la UMA Máster en Comunicación Política y Empresarial Delegado de SUR en Marbella