La hipoteca multidivisa

Este tipo de hipoteca, algo compleja y que no ofrecen todos los bancos, nos permite contratar una hipoteca en la divisa que queramos. Podríamos por ejemplo contratar una hipoteca en Yenes con las mismas condiciones en las que se encontraría un japonés.

La forma mas popular es acudir a solicitar un préstamo para financiarte: consulta de fuentes

¿Por qué hacer esto y por qué podría resultar interesante?. Por que nuestra moneda, el Euro, tiene más valor que el Yen japonés y que otras muchas divisas, por lo que podríamos reducir la cuota de nuestra hipoteca y contrarestar así la subida frenética del Euribor.

Al contratar una hipoteca multidivisa el índice de referencia empleado es el Libor (actualizado diariamente en Londres) en lugar del Euribor u otros empleados en España. Dado que los tipos de interés son distintos en cada país, existirá un Libor para cada divisa en la que queramos contratar nuestra hipoteca, sobre el que deberemos además sumar el diferencial de nuestra hipoteca que nos ofrece el banco. Así tenemos por ejemplo que el Yen japonés tiene un Libor a 1 mes del 0,37%, muuuuy por debajo del 4% al que está el Euribor actualmente. Lo que quiere decir que nuestra hipoteca nos saldría, actualmente, mucho más barata contratándola en Yenes.

Otra característica interesante es que en cualquier momento de la vida de nuestra hipoteca multidivisa podremos saltar de una divisa a otra según lo que más nos convenga en cada momento, pagando eso sí, una comisión al banco por cada cambio de moneda que hagamos.

La gran ventaja de las hipotecas multidivisas es que podríamos conseguir pagar menos que si contratáramos una hipoteca convencional si el banco nos ofrece unas buenas condiciones en lo que se refiere al diferencial a aplicar y a la comisión de cambio de divisa. Lo malo es que éste tipo de hipotecas son más inestables, ya que no depende únicamente del índice de referencia, sino del mercado de divisas, que puede hacer que nuestra deuda se incremente si el Euro pierde valor respecto a la divisa contratada, y llevarnos a una situación peor si no sabemos escoger la divisa más apropiada a lo largo de la vida de nuestra hipoteca.

En definitiva, que si no eres conservador y sabes algo de finanzas, podrás ahorrarte unos cuantos miles de euros al finalizar con tu hipoteca. Si te atreves… suerte!.

Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.