img
Fecha: agosto, 2017
Coches con chispa
David González Vera 05-08-2017 | 12:18 | 0

Contaminación, ruido, consumos elevados…los automóviles con motor de combustión generan una serie de inconvenientes por todos conocidos y que están abocados a desaparecer.

Las mecánicas diésel están entonando el canto del cisne y en pocos años serán prohibidas por los gobiernos. Muchas ciudades, como Madrid, lucen sobre sus cielos una amenazante “boina gris” de gases tóxicos que están obligando a prohibir el uso de los vehículos para minimizar sus efectos.

Ya no es solo el gran perjuicio que está afectando a nuestra salud, además -tarde o temprano- el petróleo se agotará y deberemos buscar un combustible alternativo que mueva nuestro inmenso parque automovilístico.

Son varias las fuentes de energía alternativas que se han ido postulando como sustitutas del crudo: solar, híbiridos, gas…y sin embargo la tecnología que parece más avanzada para tomar el relevo de los motores térmicos es la eléctrica.

Los coches eléctricos están apareciendo cada vez con más frecuencia, en la oferta de los fabricantes automotrices.

Quien haya probado alguno de estos ingenios, reconocerá que estamos ante una nueva revolución tecnológica por su forma de conducir y las sensaciones que ofrecen a sus mandos.

Para empezar lo que sorprende a propios y extraños es su silencio de marcha. Al no incorporar mecánicas por combustión solo oiremos el roce del viento sobre la carrocería y el propio ruido de rodadura.

Otra característica inherente a los eléctricos es la gran aceleración que proporcionan. Prácticamente desde cualquier régimen de velocidad disponen del todo el par, lo que les permite unas recuperaciones fulgurantes. Al no haber apenas roce entre piezas ni materiales que se desgasten, permiten que los componentes duren mucho más tiempo y el motor no pierda prestaciones a lo largo de su vida útil.

Las desventajas vienen asociadas por lo incipiente de esta técnica en Europa y por la limitada capacidad que ofrecen las baterías a día de hoy. Los automóviles eléctricos de nuestra época ofrecen una autonomía que ronda entre los 150 y los 500 kilómetros. Esta circunstancia se convierte en un hándicap a la hora de emprender viajes largos, más aún teniendo en cuenta la limitad red de cargadores que ofrece nuestro país.

No obstante, se revela como la mejor opción para aquellas personas que utilicen su coche mayoritariamente por ciudad y realicen alguna incursión esporádica por autovía-autopista. El ahorro en combustible, el agrado de conducción y el pago de menores impuestos son, sin duda, factores a tener en cuenta a la hora de decantarse por un eléctrico.

Los vehículos enchufables más destacados en el actual mercado automotriz serían:

Nissan Leaf; podríamos decir que estamos ante el pionero de este segmento, puesto que fue presentado hace 6 años. Tras su reciente puesta al día incrementó su autonomía a 250 kilómetros. Sus virtudes pasan por un gran espacio interior y un diseño atrevido. Sus contras se encuentran en un desfasado interior que se solventará con la nueva generación que aparecerá en pocos meses.

BMW i3; el pequeño eléctrico bávaro apareció en el mercado en 2014. Esto le ha valido convertirse en un coche más que probado y con el aval de un constructor premium como BMW.
Con 170CV se convierte en un auténtico misil en las salidas de los semáforos. Una patada de potencia que no está reñida con una buena autonomía de 300 km.

Volkswagen e-Golf; el coche más popular de Europa también está disponible con una versión de cero emisiones desde 2014. La segunda hornada del e-Golf viene con nuevos detalles de diseño, un interior digitalizado y un autonomía que ronda los 200 km.
Si os gusta la seductora línea del Golf y no queréis contaminar deberéis desembolsar unos 36.000€.

Renault Zoe z.e.; con unos precios que arrancan en 22.000€ el Zoe se postula como una opción económica para quien quiera iniciarse en la conducción de un eléctrico. Por contra su autonomía no es de las mejores ni tampoco es especialmente rápido comparado con sus rivales. Esta circunstancia cambiará con el nuevo modelo de 2017, que promete hacer 400km sin pasar por el enchufe.

Opel Ampera-e; con 4,17 metros de longitud y espacio para cinco pasajeros, el Ampera-e es el monovolumen idóneo para recorrer 300 km con una sola carga. Sus 204 CV de potencia le permiten alcanzar los 100km/h en 7,3 segundos.

Tesla Model S P100D; el constructor americano es el que ha llegado más lejos en el perfeccionamiento del vehículo eléctrico. Sus berlinas de lujo ofrecen unas aceleraciones que no tienen nada que envidiar a la de los deportivos más exclusivos.

Además, Tesla es la marca que dispone de un sistema de conducción autónoma más avanzado con su archiconocido Autopilot.
Su autonomía sobrepasa los 500 km, pero a costa de un precio que roza los 100.000€ y una exigua red de concesionarios en nuestro país.

El cambio climático, la ecología, la economía, la disminución de los recursos y la creciente urbanización de las ciudades requieren nuevas soluciones. Cada vez parece más evidente que el futuro de la automoción deriva hacia los vehículos autónomos y la energía eléctrica.
La evolución de la capacidad de las baterías eléctricas y el abaratamiento de esta tecnología hará que cada vez sea más barato hacernos con uno de estos automóviles.
A día de hoy el plan MOVEA ofrece descuentos de unos 5.000€ en la compra de estos defensores del medioambiente de 4 ruedas, la excusa perfecta para contribuir a mejorar el planeta disfrutando al volante.

 

Ver Post >
Sobre el autor David González Vera
Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Málaga. Social Media-Community Manager. Diseñador Gráfico. Tutor de redes sociales y diseño gráfico. Educador certificado de Google y Hootsuite Certified. Fundador del blog MotorGT.es