img
Peugeot enseña el colmillo
img
David González Vera | 31-03-2018 | 20:10

La factoría del león parece haberse mimetizado con su logotipo a raíz de los últimos cambios estéticos implementados en sus vehículos. Sus más recientes ‘cachorros’ son aún más felinos que antes, mostrando unos rasgos que no dejan lugar a dudas de su salvaje código genético.
7
Desde que el Grupo PSA adquiriera Opel hace unos meses, los roles del nuevo consorcio automovilístico parecen haber quedado más definidos que nunca: Citroën sería la marca de acceso, coches populares con una fiabilidad contrastada y jugosas ofertas promocionales. Opel continuaría siendo una firma generalista, jugando la baza de la tecnología alemana y una imagen fresca. Peugeot intentaría ser lo que Volkswagen al Grupo VAG, esto es la alternativa con aspiraciones premium (calidades más refinadas y ajustes cuidados). Para DS quedaría la tarea de mostrar todo el potencial del gigante galo: automóviles de representación para los paladares más refinados.
9
Toda esta reflexión viene a cuento tras la presentación del innovador Peugeot 508. La berlina francesa da una vuelta de tuerca a su sobrio predecesor y, como dirían ‘Los del Río’, le han “dado a su cuerpo alegría Macarena”.
Quizás lo que más llama la atención de su revitalizado aspecto son sus ópticas delanteras con filamentos prolongados – al estilo Renault- pero con una forma de dientes de sable. Una especie de ‘colmillos’ que desafían a sus rivales, anticipando sus hostiles intenciones.
1
Peugeot ha otorgado una estética mucho más fiera a su nuevo ‘Rey León’, unas formas que ya había ensayado en los pilotos traseros de sus 3008/5008 simulando el zarpazo de una garra.
8
Esta Peugeot 2018 ha virado su estrategia y ofrece ahora coches con un incremento de calidad de materiales y un equipamiento más abundante con la idea de ascender un peldaño en sus aspiraciones.

El 508 es un vivo ejemplo de ello. Intenta morder directamente la yugular de los: BMW serie 3, Mercedes clase C, Volkswagen Arteon, Audi A4 o KIA Stinger.
Sus credenciales son convincentes: una silueta de coupé que acentúa su dinamismo, motores de última generación, el innovador puesto de conducción i-Cockpit (que permite consultar la información del cuadro de instrumentos por encima del aro del volante), tecnología a raudales y una completa dotación de serie desde las versiones básicas.
6
Peugeot intenta optimizar sus creaciones para ser el ‘rey de la selva’ en la fauna automotriz. Tras apostar por los SUV, eliminando a todos los monovolúmenes de su gama, ha decidido dividir su oferta en: urbanos (108 y 208), compacto (308), berlina deportiva (508) y todocaminos (2008, 3008 y 5008)..amén de los vehículos comerciales y los familiares. Todo ello revolucionando el puesto de conducción y apostando por un diseño muy personal.
5
Gustará más o menos, pero no se puede decir que Peugeot no se ha esforzado por desmarcarse de la competencia y ofrecer un producto genuino y personal.

La que fuera una de las marcas líderes del mercado en los años 80-90 junto a Renault, ha tenido que buscar nuevas soluciones para doblegar el dominio germano-japonés del siglo XXI.
Solo las preferencias de la clientela determinarán si los modelos bautizados con un cero en medio liderarán la manada de las ventas.

Sobre el autor David González Vera
Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Málaga. Social Media-Community Manager. Diseñador Gráfico. Tutor de redes sociales y diseño gráfico. Educador certificado de Google y Hootsuite Professional Certified. Fundador del blog MotorGT.es