img
El conejito malo de Málaga y la historia que no nos hubiese gustado conocer…
img
Ángel de los Ríos | 03-10-2016 | 19:05

“¿Tienes miedo a los conejos con un bate de beisbol? Lo tendrás… Tal vez esta noche nos encontremos por Málaga”. Las fotografías son inquietantes. Un perfil de Instagram que a más de uno ha quitado el sueño desde hace días. @conejitomalo solo tiene 280 seguidores, pero su oscuro éxito radica en la cantidad de gente que lo ha bloqueado.


La pregunta está en la calle. Y no son una ni dos las personas que nos han consultado de dónde sale ese enfermizo conejo, con pretensión de blanco pero de aspecto sucio y que posa con un bate de beísbol ante el Museo Ruso, en El Campus de Teatino o Gibralfaro. ¿Qué pretende? ¿Qué quiere? La inquietud ya la ha sembrado. “Cuando nos encontremos por Málaga querrás no haber visto esta cara”, decía en su carta de presentación. @Conejitomalo sigue hasta el momento hasta a 1.400 malagueños y lo cierto es que muchos quisieran que no lo hubiera hecho nunca. Nosotros, al igual que ellos, también tuvimos miedo. Y hemos conseguido sacar al verdadero conejo de la chistera. A nuestro pesar…

Cuando nos encontremos por #malaga querrás no haber visto esta cara

Una foto publicada por conejitomalo (@conejitomalo) el


No solo los mensajes son intencionadamente violentos. Este conejo de instintos asesinos parece inspirado en el juego Manhunt, donde el protagonista James Earl Cash se convirtió en uno de los más polémicos de la historia del videojuego. Apareció en 2013 en PC, Xbox y PlayStation 2 de la mano de Rockstar Games y su extrema violencia (puro ‘snuff movie’) se vio salpicada, además, por un asesinato perpetrado por un joven presuntamente obsesionado con el juego.
Precisamente en octubre de 2014, otro siniestro personaje aterrorizó a Gijón. “¿Miedo a los payasos? Nos encontraremos por la noche…”. Este era @gijonclown, que había aparecido en la red para “robar el sueño” a la ciudad. Tras publicar fotos columpiándose, sujetando globos y bengalas o bajo una lluvia de confeti, acumuló más de doce mil seguidores en su cuenta de Instagram. Otra inspiración más para el conejo que ahora campa a sus anchas por Málaga. Pero aquella aventura duró apenas una semana. La Policía Nacional identificó al responsable de las inquietantes fotografías. “Todo era una broma”, admitió el joven cuando fue desenmascarado.


Youtube se visto sometido esta mes de septiembre a una nueva plaga de ‘killer clowns’ que ha movilizado a las fuerzas del orden en varias ciudades de Estados Unidos. 50 millones de reproducciones en pocos días. Mientras, en Málaga, un conejo ‘malo’ blande un bate de beisbol y la preocupación de los vecinos no para de crecer. No se sabe si las autoridades de la ciudad están tras la pista del conejo, pero ya hay hasta instagramers que quieren darle caza. ¿Llegará la sangre al río? Sabemos que nada malo va a pasar. Lo hemos constatado. Quizá la realidad nos ha estropeado un buen titular, pero el desenlace de esta historia se escribirá a final de este mes y no en la página de sucesos…

Sobre el autor Ángel de los Ríos
Málaga (1980). Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Málaga. Se incorporó a SUR.es en el año 2009 después de haber pasado por distintas secciones de Diario SUR. En la actualidad, trabaja como Social Media Strategist del diario.